Wasabi: ¿por qué Estados Unidos invierte en la planta más difícil de cultivar del mundo?