Uno de cada tres españoles podría generar su propia electricidad en 2050.