Una luz verde puede ser una solución para los accidentes en bicicleta