Un síntoma de la exposición a la radiación de radiofrecuencia (RF) es el mareo, que puede provocar una caída.