Tsunami inspira cambio radical en respuesta de la OMS a crisis

5 mayo 2005 / MSN Noticias (USA) / Por Mark Jones 

PHUKET, Tailandia (Reuters) – La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el viernes que ese organismo y otros deben cambiar totalmente la forma en que reaccionan frente a los desastres naturales, tras una revisión de su trabajo después del tsunami del Océano Indico.

“Lo que proponemos es radical. Si no cambiamos las cosas, entonces se perderán más vidas innecesariamente,” dijo Mukesh Kapila, consejero de la OMS para las crisis como el tsunami del 26 de diciembre, que provocó la muerte o desaparición de más de 200.000 personas.

Esta evaluación del organismo de la ONU se conoció después de una conferencia de tres días sobre la eficacia de la ayuda sanitaria, que contó con la presencia de centenares de expertos internacionales y funcionarios de salud pública de las áreas afectadas por el tsunami.

El principal problema de la lista era cómo terminar el caos que rodea a los ofrecimientos de ayuda en las primeras etapas de una emergencia.

Los funcionarios de salud, el personal de las agencias de ayuda y los representantes militares se quejaron de la distracción generada por la gran cantidad de voluntarios y por la oferta de asistencia en especie.

Incluso la cooperación sin precedentes entre las agencias militares y civiles, que permitió, entre otras cosas, el reconocimiento aéreo de la extensión del daño, fue juzgada como caótica y lenta.

Los funcionarios de la OMS dijeron que habían estado ocupados buscando qué podían hacer con las ofertas de ayuda de los militares, estableciendo relaciones de trabajo y reglas para el terreno, lo cual se podría haber acordado por adelantado.

“La coordinación fue inadecuada,” dijo el contralmirante Robert Hufstader, cirujano del Comando del Pacífico de Estados Unidos.

“Pero el manejo de algo tan abrumadoramente complejo -30 ejércitos, agencias de la ONU y cientos de ONG- nunca se había intentado antes,” dijo.

La recomendación más polémica de la OMS fue que la cooperación militar futura se debería controlar por un conjunto de acuerdos.

El sistema de Naciones Unidas haría una evaluación rápida sobre qué ayuda se requeriría. Entonces, si necesitara apoyo militar, lo solicitaría por adelantado.

Al enfatizar el sentido de urgencia, los funcionarios dijeron que habían fijado un plazo de seis meses para reformar la manera en que la OMS funciona y las prioridades de los 192 ministerios de salud que trabajan con ella.