Pekín cierra 2017 con cielos más despejados. Contaminación del aire cae a la mitad con tecnologías bajas en emisiones y controles estrictos.

Pekín cierra 2017 con cielos más despejados. #Contaminación del aire cae a la mitad con tecnologías bajas en #emisiones y controles estrictos. https://t.co/rd5yxzgCST pic.twitter.com/8LL5r8dK8H — ONU Medio Ambiente (@ONUMedioAmb) 22 de diciembre de 2017