SALTA – Parques y Áreas Industriales.

Ley N° 7.701. Sanción: 10/10/2011. Promulgación: 5/12/2011. B.O.: 12/12/2011. Instalación de Parques y Áreas Industriales. Ámbito de aplicación. Objeto. Habilitación. Autoridad de aplicación. Clasificación. Ente General de Parques y Áreas Industriales. Derogación de la ley 5285.

Fuente: Poder Legislativo Provincial

TITULO I

Ámbito de Aplicación y Objeto Parques y Áreas Industriales Promoción y Objetivos

Art. 1º – La Provincia de Salta impulsa la instalación de Parques y Áreas Industriales con el fin de alcanzar los siguientes objetivos:

a) Promover el desarrollo de industrias en la Provincia y la ampliación y modernización de las existentes.

b) Propender a una radicación ordenada de los establecimientos industriales, en armonía con el medio ambiente y con los núcleos urbanos.

c) Propiciar la integración y complementación de las actividades industriales en aspectos productivos, técnicos y comerciales.

d) Alentar los procesos de capacitación de recursos humanos, empresarios y laborales, y el crecimiento del empleo industrial por medio de acciones comunes.

e) Crear, a través de la localización concentrada de establecimientos industriales, las condiciones que permitan la reducción de los costos de inversión en infraestructura y servicios.

f) Generar espacios que reúnan las condiciones requeridas para posibilitar la relocalización de establecimientos industriales en los casos en que éstos se encuentren en conflicto con la población o el medio ambiente.

Art. 2º – Las industrias existentes que se relocalicen en los Parques y Áreas industriales reconocidos, son consideradas como Industrias Nuevas, en lo que refiere a su encuadramiento en los regímenes de Promoción Industrial vigentes, al momento de la concreción del traslado.

A los fines de estimular la instalación de Parques y/o Áreas Industriales, los propietarios podrán acogerse a los beneficios promocionales establecidos en la Ley 6.025 de Promoción Industrial.

TITULO II

Definiciones

Art. 3º – Considérese Parque Industrial a toda extensión de tierra dotada de infraestructura y servicios de uso común, localizada en armonía con los planes de desarrollo urbano locales y con el medio ambiente, apta para la radicación de instalaciones industriales.

Los Parques Industriales promueven, fundamentalmente, la radicación de empresas industriales que desarrollen una actividad consistente en la transformación física, química o fisicoquímica en su forma o esencia de materia prima en un nuevo producto, el ensamble o montaje de diversas piezas como partes integrantes en la obtención de productos acabados o semiacabados, transformaciones biológicas para la obtención de bienes finales exceptuando la producción primaria. Todo lo anteriormente citado debe ser ejecutado a través de un proceso inducido mediante la aplicación de técnicas de producción uniforme, la utilización de maquinarias o equipos y la repetición de operaciones o procesos unitarios llevados a cabo en instalaciones fijas, también podrán radicarse en ellos, aquellas empresas que desarrollen actividades de transformación de materias primas, o consumo de combustibles sólidos, líquidos y gaseosos, en energía eléctrica.

Art. 4º – Considérase Área Industrial a toda extensión de tierra de infraestructura básica, localizada en armonía con los planes de desarrollo urbano locales y con el medio ambiente, apta para la radicación de instalaciones industriales. Las Áreas Industriales promueven, fundamentalmente, la radicación de empresas industriales que desarrollen actividades conforme se describe en el segundo párrafo del Artículo 3º y la reubicación de establecimientos industriales instalados en zonas urbanas de uso no conforme.

Art. 5º – Prohíbese la utilización de las denominaciones "Parque Industrial" y "Área Industrial" para la identificación de asentamientos industriales que no cuenten con autorización definitiva y expresa de la autoridad facultada para otorgarla, de acuerdo a lo dispuesto por la presente.

Art. 6º – A los fines de la presente Ley, a los términos promoción, ejecución, administración y desarrollo, se les da los siguientes alcances:

a) Promoción: son las acciones tendientes a difundir las cualidades del emprendimiento, por medios idóneos, con el objeto de interesar a personas físicas y jurídicas, en la instalación de establecimientos industriales con actividades encuadradas en las definiciones de los artículos 3º y 4º de la presente Ley y las vinculadas a la venta o alquiler de parcelas en el mismo.

b) Ejecución: son las tareas y actividades necesarias para la dotación de infraestructura y servicios, mediante la concreción de obras o la realización de gestiones orientadas a tal fin, incluyendo la provisión de los recursos económicos.

c) Administración: son las actividades desarrolladas con el objeto de garantizar la adecuada prestación de los servicios de uso común y el mantenimiento de las obras de infraestructura y de los servicios del asentamiento, incluyendo la obtención de los recursos para su financiamiento, a través de los aportes proporcionales de los propietarios de parcelas.

d) Desarrollo: refiere a las actividades orientadas a promover el crecimiento de los establecimientos industriales instalados en el asentamiento, por medio del conocimiento, la capacitación, la información, la complementación, la integración, la tecnología y; en general; por los mecanismos aptos a tales fines.

TITULO III

Habilitación y Autoridad de Aplicación

Art. 7º – La construcción de Parques y Areas Industriales en el territorio de la provincia de Salta, está sujeta a autorización. Las gestiones a realizar por los interesados, a esos efectos, deben satisfacer los siguientes requisitos:

a) Presentar ante el Ente General de Parques y Areas Industriales creado por esta Ley, un estudio en el que se justifique la factibilidad y rentabilidad del proyecto y sus efectos sobre la zona propuesta para su instalación, conforme a los requisitos que determine la reglamentación. Los estudios presentados están sujetos a evaluación por parte del Ente mencionado, y a la aprobación del Ministerio de Desarrollo Económico.

b) Concretada la aprobación a que refiere el inciso a), los interesados están obligados a presentar ante el Ente General de Parques y Areas Industriales, un Proyecto Ejecutivo, en el que se especifique el diseño integral del asentamiento, incluyendo los aspectos urbanísticos internos y de las áreas linderas sujetas a protección, las etapas previstas para su desarrollo total, el financiamiento del emprendimiento y el régimen de propiedad para los espacios de uso común.

La autorización definitiva par la construcción de Parques Industriales y Areas Industriales la otorga el Poder Ejecutivo en los casos en que, una vez satisfechos los requisitos enunciados; se determine la viabilidad técnica, económica, financiera y ambiental del emprendimiento y su encuadramiento en las políticas y requisitos determinados por la presente Ley y las disposiciones reglamentarias que en su consecuencia se dicten.

Art. 8º – El Ente General de Parque y Areas Industriales, es la Autoridad de Aplicación de la presente norma.

TITULO IV

Clasificación

Art. 9º – Los Parques y Areas Industriales pueden ser: Oficiales, Mixtos o Privados.

a) Son Parques y Areas Industriales Oficiales, aquellos que disponga ejecutar el Estado Provincial y las Municipalidades; conjunta o separadamente; reservándose la responsabilidad exclusiva en la promoción y ejecución del Parque o Area Industrial.

b) Son Parques y Areas Industriales Mixtos, aquellos que se propongan ejecutar por Sociedades con Participación Estatal, integradas por el Estado Provincial, las Municipalidades; conjunta o separadamente; y particulares, reservándose la Sociedad, constituida la responsabilidad exclusiva en la promoción y ejecución del Parque o Area Industrial.

c) Son Parques y Areas Industriales Privados, aquellos que propongan ejecutar Sociedades Comerciales o Cooperativas, o personas físicas con responsabilidad exclusiva en la promoción y ejecución del Parque o Area Industrial.

Art. 10. – Los Parques y Areas Industriales se clasifican, de acuerdo a los objetivos determinados al momento de su creación, en tres categorías:

a) De Promoción: tienen por objeto estimular la localización de plantas fabriles en zonas industrialmente subdesarrolladas.

b) De Desarrollo: promueven la radicación ordenada de industrias alrededor de ciudades en donde se registre una mediana actividad industrial.

c) De Descongestión: facilitan, fundamentalmente, la reubicación de plantas fabriles, su ordenamiento y expansión, dando solución a conflictos funcionales en áreas urbanas o de crecimiento industrial desordenado.

El Ente General de Parques y Areas Industriales, por sí, o a solicitud de los responsables de la ejecución, puede considerar y clasificar a los mismos con más de una de las características expuestas, cuando su evolución así lo aconseje.

TITULO V

Planificación y Organización

Art. 11. – Los Parques y Areas Industriales deben ser planificados delimitándose los siguientes usos:

a) Uso Industrial exclusivo: donde sólo se autoriza la radicación de instalaciones industriales que revistan las características determinadas en los artículos 3º y 4º de la presente Ley. Su utilización está sujeta a las restricciones y condiciones que surgen de la presente Ley, su reglamentación y de la Ley 7.070.

Debe asentarse en la respectiva cedula parcelaria la afectación del dominio al uso industrial exclusivo.

b) Espacios de uso común: son aquellos destinados a su utilización por el conjunto de los adquirentes de parcelas y por el personal que presta servicios en el Parque o Area Industrial.

c) Vía de circulación y espacio para el estacionamiento de vehículos.

d) Viviendas: con las restricciones de que estas áreas sean destinadas al personal de vigilancia, conservación y seguridad o para el Gerente o Funcionario similar del Parque Industrial. La construcción de viviendas con fines específicos sólo puede efectivizarse previa autorización del Ente General de Parques y Areas Industriales, e incluye a las que resulte necesario construir en los espacios de uso común y en los asignados a uso industrial exclusivo.

e) Garajes: sólo se permite la construcción de los que resulten necesarios para alojar los vehículos de las empresas y de las personas directamente vinculadas al Parque o Area Industrial.

f) Comercios, servicios y otras actividades económicas: en la medida en que tenga por objeto satisfacer las necesidades funcionales del Parque o Area Industrial, a criterio del Ente General de Parques y Areas Industriales y previa consulta a la Asamblea de Propietarios a que refiere el artículo 21, en caso de que se encuentre legalmente constituida.

g) Areas para forestación y parquización: incluyendo las destinadas a forestación de calles y perimetrales del Parque Industrial y las áreas parquizadas. La reglamentación de la presente Ley fijará las normas aplicables para los espacios de uso común y para los destinados a uso industrial exclusivo.

h) Uso Cultural: en las condiciones que determine la reglamentación.

i) Otros Usos: en la medida en que los mismos resulten necesarios a efectos de optimizar el funcionamiento del Parque o Area Industrial, a exclusivo criterio del Ente General de Parques y Areas Industriales.

Art. 12. – A los efectos de aconsejar la autorización definitiva a que se refiere el artículo 7º de la presente Ley, el Ente General de Parques y Areas Industriales tiene especialmente en cuenta:

a) Distancias mínimas entre los centros poblados y los asentamientos industriales.

b) Restricciones al uso y al parcelamiento de las propiedades.

c) Existencia de ordenanzas o disposiciones locales vigentes que regulen tales usos.

Art. 13. – La superficie adquirida por cada empresa en un Parque o Area Industrial, no podrá superar el veinte por ciento (20%) de la superficie total afectada a uso industrial exclusivo. En casos excepcionales, cuando las necesidades de crecimiento o expansión de las empresas lo justifique, puede autorizarse la adquisición de una superficie mayor, previa acreditación de:

a) Que se ha ejecutado el Proyecto que motivó la radicación.

b) Que las necesidades de expansión de la empresa requieren una superficie mayor, situación que debe acreditarse con la presentación de una ampliación, sujeta a la aprobación del Ente General de Parques y Areas Industriales. Sin perjuicio de la superficie que ocupe cada empresa, ninguna puede tener una representación superior al veinte por ciento (20%) en los órganos de administración y gobierno del Parque o Área Industrial, aunque será a su cargo la parte proporcional que le corresponda, según la superficie efectivamente ocupada, en la determinación de los gastos comunes.

TITULO VI

Ejecución, Desarrollo y Administración

Art. 14. – La promoción, ejecución y desarrollo de los Parques y Áreas Industriales, está a cargo de quien asuma estas responsabilidades en las gestiones que se realicen a efectos de lograr la autorización para su construcción, conforme lo determina el artículo 7º, oportunidad en que se debe asumir el compromiso expreso en materia de planificación y financiamiento del emprendimiento cuya autorización se gestiona.

Art. 15. – En los casos de Parques y Áreas Industriales donde se registre participación Estatal Provincial, la representación de la Provincia está a cargo del o los funcionarios que designe por Decreto el Poder Ejecutivo. En los casos de Parques y Áreas Industriales Oficiales Provinciales, el Ente General de Parques y Áreas Industriales tendrá las funciones de Dirección de Proyectos, y son de su competencia todas las cuestiones vinculadas a la elaboración de los estudios a que refiere el artículo 7º, las de planificación, presupuesto y ejecución de las mejoras en los mismos.

Sin perjuicio de lo expuesto, facúltase al Ente General de Parques y Áreas Industriales a requerir de los Organismos y Empresas del Estado Provincial o Nacional, colaboración en aspectos específicos vinculados a la planificación, promoción, ejecución y desarrollo de los Parques y Áreas Industriales a su cargo y, en los casos en que las necesidades no pueden ser satisfechas por Organismos o Empresas Estatales, a contratar con particulares dando cumplimiento a los mecanismos legales vigentes.

Art. 16. – La ubicación de las empresas industriales en las parcelas destinadas a uso industrial exclusivo, dentro del Parque o Área Industrial, debe realizarse aplicando criterios técnicos que garanticen la eliminación de los conflictos funcionales entre las distintas planes industriales y del conjunto de las empresas instaladas hacia el medio circundante. Los criterios a aplicar en la materia, deberán incluirse en el Proyecto a que refiere esta Ley.

En los Parques y Áreas Industriales deben regir normas técnicas e higiénicas, de seguridad y estética, las que serán establecidas en forma general por la reglamentación de la presente, y en forma particular, por el Reglamento Interno de cada Parque.

La superficie cubierta destinada a uso industrial exclusivo, no puede superar el setenta por ciento (70%) de la superficie total de la parcela.

Art. 17. – La adjudicación y venta de parcelas en los Parques y Áreas Industriales Oficiales, se rige por los siguientes criterios:

a) Las empresas o personas físicas solicitantes de parcelas para la instalación de establecimientos industriales, deben someterse a la aprobación del Ente General de Parques y Áreas Industriales, un proyecto de radicación que cumplimente los requisitos de la presente, el que debe incluir aspectos técnicos, económicos y ecológicos que garanticen el éxito productivo y económico del emprendimiento y la preservación del medio ambiente.

b) Aprobado el proyecto a que refiere el inciso anterior, el Ente General del Parque y Áreas Industriales, deberá verificar la acreditación de los siguientes requisitos:

1. El compromiso expreso del adquirente de autorizar al vendedor a rescindir el contrato de compraventa suscripto, en caso que no se ejecute en tiempo y forma el proyecto que motivó la adjudicación y venta.

2. La obligación del adquirente de reintegrar la parcela al vendedor, en las mismas condiciones en que la recibe para el caso en que desista de la ejecución del proyecto o de haberse excedido en los plazos para la iniciación de las obras y puesta en marcha del mismo; conforme a la documentación aprobada en ocasión de la adjudicación o en las eventuales prórrogas autorizadas.

En caso de resultar necesarias inversiones a los fines de devolver a la parcela las condiciones en que fue adjudicada, éstas son a cargo exclusivo del adquirente, pudiendo efectuarlas el organismo de promoción, ejecución y desarrollo con cargo de reintegro para el adquirente en las condiciones que determine la reglamentación.

3. La presentación de garantías reales por las deudas y demás compromisos asumidos.

4. La fijación de sanciones por daños y perjuicios, en los casos de incumplimiento en la ejecución de los proyectos comprometidos.

Cumplimentados los requisitos precitados, en Ente General de Parques y Áreas Industriales, emitirá el informe pertinente y requerirá al Poder Ejecutivo Provincial la autorización para la venta de la parcela pertinente. Sin perjuicio de ello, no se suscribirán escrituras traslativas de dominio en los Parques y Áreas Industriales Oficiales, hasta tanto el adjudicatario no haya ejecutado y puesto en marcha el proyecto que motivó la adjudicación y venta, lo cual debe ser verificado por el citado Ente General de Parques y Áreas Industriales.

Art. 18. – Los precios y las condiciones de venta de las parcelas en los Parques y Áreas Industriales Oficiales, son determinados por el Ente General de Parques y Áreas Industriales en base a los precios de plaza vigentes al momento de la operación, deduciéndose los descuentos promocionales que cada caso aconseje y considerando el valor de la tierra y las mejoras del asentamiento.

El Ente queda facultado a cobrar la parte proporcional de las mejoras ejecutadas con posterioridad a la formalización de la compraventa, en proporción a la superficie o al uso que cada adquirente realice de la mejora, a exclusivo criterio del organismo estatal responsable de la venta y en las condiciones financieras que éste determine.

Art. 19. – Los particulares adquirentes de parcelas en los Parques y Áreas Industriales Oficiales que desistan de ejecutar o de continuar con los proyectos que motivaron la adjudicación y venta de parcelas a su favor, en forma permanente o transitoria, pueden optar por alguna de las siguientes alternativas:

a) En los casos de no haber ejecutado mejoras:

Deben comunicar la decisión adoptada al organismo responsable de la venta de parcelas, renunciando a la ejecución del Proyecto. En tal caso las sumas abonadas son retenidas por el vendedor en concepto de indemnización, cesando desde esa fecha los compromisos pendientes de pago, produciéndose la rescisión del contrato de compraventa suscripto. Se consideran nulas todas las ventas que pudieran concretarse a favor de terceros sin cumplir estas condiciones.

b) En los casos de haber concretado mejoras, el adquirente puede optar por:

1.- Transferir, en venta a terceros, los terrenos y las mejoras ejecutadas, sujeto a la aprobación del organismo responsable de la venta de parcelas y en la medida en que el nuevo propietario se comprometa a someter a consideración del Ente General de Parques y Areas Industriales, el proyecto industrial a desarrollar en dichas parcelas, en un todo de acuerdo a lo establecido en la presente Ley y su reglamentación.

2.- Proceder a la remoción de las mejoras ejecutadas y devolver las parcelas a los vendedores en las condiciones establecidas en el inciso a).

c) En los casos de haberse producido la puesta en marcha del establecimiento industrial y los propietarios desistan de su continuidad, podrán transferirlos a terceros, en venta, alquiler u otras formas de arrendamiento, sujeto a la aprobación de los responsables de la ejecución del Parque o Área Industrial, y al compromiso expreso del adquirente, inquilino o arrendatario de dar continuidad al emprendimiento aprobado o a desarrollar uno nuevo. En este último supuesto, el proyecto debe ser previamente aprobado por el Ente General de Parques y Áreas Industriales.

En todos los casos, y ante el incumplimiento de las disposiciones de esta Ley y de las obligaciones y condiciones establecidas en los contratos de adjudicación, sea por venta o locación, el Poder Ejecutivo podrá en el caso de los Parques o Áreas Industriales Oficiales hacer revocar el derecho de dominio o arrendamiento si la condición fuese determinante de tal revocación. Las sumas de dinero que el adquirente hubiese abonado, quedarán en beneficio del Estado Provincial como compensación por el uso del predio, sin perjuicio de las acciones indemnizatorias de daños e intereses que fueran procedentes.

Art. 20. – En los casos de Parques y Áreas Industriales Mixtos y/o Privados, las condiciones de venta son determinadas por los propietarios del asentamiento debiendo observarse las normas que determina la presente Ley. La fijación de los precios de venta queda a exclusivo criterio de los propietarios de cada asentamiento.

Art. 21. – La Administración de los Parques y Áreas Industriales Oficiales está a cargo de:

a) Los responsables de la promoción, ejecución y desarrollo del Parque o Área Industrial, hasta que se proceda a la adjudicación y venta del setenta por ciento (70%) de la superficie total de las parcelas destinadas a uso industrial exclusivo.

b) Una Asamblea de Propietarios integrada por la totalidad de las empresas o personas físicas adquirentes de parcelas y por los responsables de la promoción, ejecución y desarrollo del Parque o Área Industrial, por las parcelas no vendidas, cuando se haya superado el setenta por ciento (70%) de la superficie total de las parcelas destinadas a uso industrial exclusivo.

Cada una de las partes tiene un representante con derecho a voto en proporción a la superficie de su propiedad, no pudiendo exceder los porcentajes máximos determinados por el artículo 13. Los integrantes tienen derecho a la designación de un representante suplente, que actúa en caso de ausencia o impedimento del titular.

El Poder Ejecutivo, a través de la Autoridad de Aplicación, tiene un representante, con facultad de formular observaciones de carácter suspensivo, en aquellas decisiones de administración, que se reputan inconvenientes para el interés público provincial.

Art. 22. – La Asamblea de Propietarios es el principal órgano de Dirección del Parque o Área Industrial, y ejerce la misma mediante:

1.- Redacción del Reglamentario Interno.

2.- Aprobación del Régimen de sanciones a los infractores del Reglamento Interno.

3.- La designación, por el voto directo de sus integrantes de un Consejo de Administración conformado, como máximo, por cinco (5) miembros que tiene a su cargo la administración de los espacios de uso común, el mantenimiento y normal funcionamiento de las instalaciones y servicios, y toda otra función que le sea asignada en forma expresa por la Asamblea.

TITULO VII

Ente General de Parques y Áreas Industriales

Art. 23. – Créase el Ente General de Parques y Áreas Industriales, de Jurisdicción Provincial.

El Ente es una entidad autárquica del Gobierno de la Provincia de Salta y goza, por ende, de personalidad jurídica propia, con plena capacidad para actuar con arreglo a las normas de los derechos público y privado. Asimismo, tiene patrimonio propio, conforme a los términos de esta ley y capacidad para comparecer en juicio como actor demandado o en la calidad procesal que correspondiere.

El Ente queda vinculado al Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Desarrollo Económico.

Art. 24. – Compete al Ente General de Parques y Áreas Industriales, gestionar, administrar, coordinar, decidir, realizar y controlar todo lo conducente al establecimiento, organización, desarrollo y funcionamiento de Parques y Áreas Industriales de la provincia de Salta.

Art. 25. – A los fines de la consecución de su competencia, el Ente General de Parques y Áreas Industriales queda investido de las siguientes potestades:

a) Reglamentarias.

b) Tarifarias.

c) De Fiscalización.

d) Sancionatorias.

e) Ablatorias, expropiatorias y de restricciones y limitaciones a la propiedad.

f) Implícitas.

Art. 26. – El Ente General de Parques y Áreas Industriales, es dirigido y administrado por un Directorio integrado por un (1) Presidente y cuatro (4) Directores Vocales, los que son designados y pueden ser removidos por el Poder Ejecutivo.

Los miembros del Directorio duran cuatro (4) años en sus cargos, pudiendo ser nuevamente designados, sin limitación en el número de veces, y su remuneración es fijada por el Poder Ejecutivo.

El Directorio debe sesionar una vez por semana como mínimo. Las Resoluciones del Directorio deben ser fundadas y se adoptan por mayoría simple de votos. El Presidente tendrá un voto en todos los asuntos y doble voto en caso de empate.

Art. 27. – El Ente General de Parques y Áreas Industriales, tiene su sede en la ciudad de Salta y posee Delegaciones locales en cada uno de los Parques o Áreas Industriales de la Provincia, cuyas misiones y funciones son establecidas por la vía reglamentaria. Dichas Delegaciones se integran con dos (2) representantes de los Industriales y por un (1) representante del Municipio Local, quienes son designados por el Ente General de Parques y Áreas Industriales a propuestas del Municipio y de los empresarios radicados en cada parque.

Art. 28. – El Patrimonio del Ente General de Parques y Áreas Industriales estará constituido por los siguientes Recursos:

a) Los bienes que la provincia de Salta, los Municipios le transfieran, y los bienes pertenecientes a los Entes Autárquicos de Parques Industriales existentes a la fecha de promulgación de la presente Ley y los que adquiera en el futuro a cualquier título.

b) Los provenientes de las asignaciones que se efectúen por el Presupuesto General de la Provincia.

c) Las subvenciones, donaciones, legados y transferencias de otras reparticiones y de personas físicas o jurídicas.

d) Los provenientes de la transferencia de dominio sobre bienes muebles o inmuebles de su propiedad que se efectúen y el producido de las locaciones y/o explotación de dichos bienes.

e) Los ingresos y rentas de los fondos que sea titular.

f) Los provenientes del cobro de la tasa de fiscalización prevista en el artículo 29 de la presente Ley.

g) Todo otro ingreso de cualquier naturaleza que se perciba y/o pueda percibirse en el futuro.

Art. 29. – Tasa de Control y Fiscalización:

Queda facultado el Ente General de Parques y Areas Industriales, a cobrar a los propietarios de los Parques y Areas Industriales, una tasa de control y fiscalización que no podrá superar el seis por mil sobre las facturaciones reales o presuntas correspondientes al año anterior al del pago. Dicha suma será fijada por el Ente al confeccionar su proyecto de presupuesto.

Art. 30. – El presidente del Ente ejerce la representación legal de la entidad. En los casos de ausencia o impedimentos transitorios será reemplazado por el Vicepresidente.

Art. 31. – El Directorio forma quórum con tres (3) de sus miembros, uno de los cuales deberá ser el Presidente o quien lo reemplace.

Art. 32. – El Ente tiene las siguientes funciones:

a) Elaborar los proyectos técnicos y el plan de radicación y relocalización de los Parques y Areas Industriales Oficiales, y elevarlos al Poder Ejecutivo para su aprobación.

b) Ejercitar todas las acciones necesarias para la concreción y funcionamiento de los Parques y Areas Industriales de la provincia de Salta.

c) Convenir con las Comisiones Locales y con los Industriales radicados, la administración y prestación de los servicios comunes de los Parques y Areas Industriales, coordinando y controlando las mismas y pudiendo asumir su realización por sí o por un tercero.

d) Fiscalizar el cumplimiento de todas las disposiciones legales y reglamentarias vigentes en la materia.

e) Asesorar al Poder Ejecutivo Provincial sobre aspectos vinculados a la instrumentación de políticas de Parques y Areas Industriales de la Provincia.

f) Analizar la legislación vigente en los niveles Nacional, Provincial y Municipal, promoviendo su adaptación a las necesidades de la materialización de las políticas determinadas por la presente Ley.

g) Participar en el presupuesto Anual de Inversiones de los Parques Industriales Oficiales y Mixtos, y asesorar en caso de ser solicitado en la elaboración de los presupuestos anuales de los restantes agrupamientos.

h) Auditar y controlar la ejecución de las obras de infraestructura de los Parques y Areas Industriales.

i) Dictaminar sobre los proyectos de reglamentación internos de cada Parque y Area Industrial Oficiales y Mixtos con carácter previo a su puesta en vigencia.

j) Resolver las cuestiones traídas a su conocimiento por las Delegaciones locales.

Art. 33. – Los bienes del Ente, la actividad que desarrolle, como así también sus actos, contratos y actuaciones judiciales, quedan exentos de todo impuesto, contribución o tasa de carácter provincial.

Los beneficios del primer párrafo son extensibles aún después del traslado de la Administración conforme a lo establecido en el artículo 21 inciso b).

TITULO VIII

SERVICIOS

Art. 34. – En los casos de Parques y Areas Industriales Oficiales o Mixtos, autorízase a la Dirección Provincial de Vialidad a construir los caminos pavimentados perimetrales y los que enlacen a los Parques y Areas Industriales con las rutas principales, sin el requisito previo de conformidad de los propietarios contribuyentes.

Asimismo, facúltase al Ente General de Parques y Areas Industriales a realizar las gestiones necesarias ante la empresa concesionaria de los servicios sanitarios y energéticos en la Provincia, a los fines de efectuar las obras que resulten necesarias para dotar de agua corriente, conductos para la evacuación de efluentes cloacales e industriales, e instalaciones para el tratamiento de efluentes líquidos sin el requisito previo de conformidad de los adquirentes de parcelas.

El costo de las obras a ejecutar está a cargo de los responsables de la construcción del asentamiento, sin perjuicio de la facultad que les asiste de reclamar a los propietarios de parcelas el pago proporcional de las inversiones realizadas de acuerdo a la utilización que cada uno haga de las mismas.

En el caso de obras viales, para la determinación de las zonas afectadas al pago de contribución por mejoras y las tasas correspondientes, se aplican las disposiciones vigentes al momento de la recepción definitiva de dichas obras, otorgándose las facilidades de pago que determine la reglamentación.

TITULO IX

DISPOSICIONES GENERALES

Art. 35.- En los casos de Parques y Areas Industriales Provinciales Oficiales, que requieran la expropiación de los terrenos donde se radicará un asentamiento, se procederá de acuerdo a las leyes en vigencia, sus modificatorias y reglamentaciones.

Art. 36. – En ningún caso, para la aplicación de lo determinado de esta Ley, dejará de tener intervención la Municipalidad de la jurisdicción donde se construya el Parque o Area Industrial, la que podrá acompañar los emprendimientos mediante las normas que correspondan en adhesión a esta Ley.

Art. 37. – Invítase a los Municipios a eximir de tributos a los bienes, actividades, actos y contratos del Ente.

TITULO X

INTEGRACION CON EL AMBIENTE

Art. 38. – Los Parques y Areas Industriales deben dar pleno cumplimiento a la legislación ambiental vigente en la Provincia con el objetivo de su correcta integración con el ambiente.

TITULO XI

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Art. 39. – Los efectos subsistentes derivados de las leyes vigentes y sus modificatorias y reglamentaciones se rigen por la normativa que los originó mientras esté vigente la instancia en que se encuentren. Finalizada la misma, se estará a lo que establece la presente.

Art. 40. – Los Parques Industriales existentes en la Provincia, al momento de la promulgación de la presente Ley, deben adecuar sus disposiciones de conformidad a lo que establezca la reglamentación.

Art. 41. – Derógase la Ley 5.285 y toda otra norma legal que se oponga a la presente.

Art. 42. – De forma.