¿Qué lleva a un ejecutivo a aceptar un puesto de trabajo en otro país?

iProfesional (Argentina)

A la hora de aceptar una expatriación, los hombres de negocios tienen sus intereses y motivaciones profesionales y personales. Un estudio revela cuáles son.

A la hora de aceptar un traslado a otro país, los ejecutivos tienen sus propios intereses y motivaciones profesionales y personales.

En la actualidad, las razones principales que lleva a aceptar un puesto de trabajo en otro país son la posibilidad de desarrollarse profesionalmente participando en proyectos interesantes, además de su curiosidad por conocer otras culturas, según un relevamiento realizado por Employee Mobility Solutions (EMS) entre 100 profesionales expatriados.

El análisis, en general, indica que las personas se movilizan a su nueva asignación internacional, ante todo, por un interés profesional y de aprendizaje.

Sin embargo, el aspecto económico es importante, pero no determinante a la hora de tomar la decisión, siendo más relevante la seguridad personal y familiar de la que puedan disfrutar en el destino.

En concreto, el estudio señala que el motivo más valorado por los profesionales para aceptar un puesto de trabajo una asignación internacional en primer lugar es la posibilidad de desarrollar su carrera profesional.

En segundo lugar, los expatriados valoran en su decisión el poder tener la posibilidad de participar en un proyecto interesante que les enriquezca y motive profesionalmente.

A continuación, en tercer lugar citaron la curiosidad por conocer otras culturas, así como el poder disfrutar de una seguridad y, en general, mejor calidad de vida.