Protegen la naturaleza en estancias privadas

31 octubre 2006 / La Nación (Argentina) / Por Fabiola Czubaj

Están en la Argentina y Paraguay 

Un programa internacional de protección de la flora y la fauna promueve el cuidado de las especies que habitan dentro de estancias privadas en el Chaco húmedo, que comparten la Argentina y Paraguay. Auspiciada por el gobierno británico, la Iniciativa Darwin incluye un proyecto de cuatro instituciones que entre 2004 y 2006 recolectaron información de las especies animales y vegetales del área.

En estos tres últimos años, las instituciones relevaron la diversidad biológica de 81.000 hectáreas pertenecientes a apenas siete estancias privadas que participaron voluntariamente del proyecto, al que podrán seguir sumándose otros campos privados. Los primeros resultados, que se presentan hoy, aparecen en dos libros sobre las 240 aves y los 140 árboles y arbustos típicos del lugar.

«La finalidad del proyecto es crear una fuente de información que puedan usar los propietarios de esos terrenos o el público general interesado en conocer, investigar o participar en acciones de conservación», explicó a LA NACION la doctora Sandra Knapp, investigadora principal del Museo de Historia Natural de Londres y coordinadora del proyecto Información para la Implementación del Convenio de Diversidad Biológica (CBD) en Paraguay y la Argentina.

Con la presentación de la doctora Knapp en un seminario sobre cómo promover la conservación y el desarrollo sustentable en la región, organizado por la embajada británica en el país, la región que abarca Formosa y Paraguay contará con un inventario de animales y plantas que habitan los terrenos de las estancias privadas. «Esto mejorará el conocimiento local de especies clave -agregó Knapp-. Los datos estarán disponibles en una base informática común y accesible sobre la biodiversidad del Chaco húmedo.»

El proyecto contempla, además, la capacitación en identificación taxonómica y el manejo de colecciones de los investigadores de las instituciones participantes, que incluyen a la Fundación Hábitat y Desarrollo ( www.habitatydesarrollo.org.ar ), de la Argentina, a la Asociación Guyra Paraguay y la Fundación Moisés Bertoni, ambas de Paraguay.

«No establecemos áreas protegidas, sino que sistematizamos los datos para ayudar a los propietarios a hacer conservación en sus terrenos. En el Chaco húmedo hay mucho potencial para el ecoturismo», sintetizó Knapp.