Nuevas formas de sustituir materias fundamentales, cada vez más escasas

Ambientum / redaccion@ambientum.com

El proyecto utilizará distintos métodos de sustitución./@stock.xchng

Uno de los problemas más acuciantes a los que se enfrenta la sociedad es la falta de recursos y por tanto es necesario reducir su consumo, reutilizarlos, reciclarlos y sustituir aquellos más escasos. Un nuevo proyecto de la Unión Europea se centra en este último punto: la sustitución de materias primas fundamentales.

El proyecto “Critical Raw Materials Innovation Network” (CRM_InnoNet) creará una comunidad integrada que impulse la innovación en el campo de la sustitución de materias primas fundamentales, una labor positiva para la UE. Los coordinadores del proyecto entienden que la escasez de este tipo de materias primas sumado a su importancia económica obliga a explorar vías nuevas que permitan dar con sustitutos para reducir su consumo y la dependencia relativa de las importaciones en la UE. El Proyecto recibió fondos mediante el tema “Nanociencias, nanotecnologías, materiales y nuevas tecnologías de producción” (NMP) del Séptimo Programa Marco (7PM) de la Comisión Europea.

De hecho, son muchos los que no saben que el feldespato se utiliza en la fabricación de televisiones y pantallas de ordenador, focos de automóvil y botellas de refrescos. El silicio se utiliza en utensilios de mesa, ornamentos y azulejos, y el talco específico para mejorar el rendimiento de las plantas de tratamiento de residuos biológicos.

El proyecto utilizará distintos métodos de sustitución. Uno de ellos será la sustitución directa de una sustancia o material por otro ya disponible, como por ejemplo la sustitución de óxido de indio-estaño por polímeros orgánicos en los paneles solares. También se aplicarán métodos innovadores como la sustitución de un material por una tecnología completamente nueva (la sustitución de catalizadores metálicos por procesos bioenzimáticos), o incluso un servicio (un modelo de arrendamiento de las baterías de los automóviles eléctricos que permitiría intercambiar una batería por otra cargada que no recargada, lo que permitiría poder prolongar el tiempo de recarga con una menor necesidad de materias primas fundamentales).

La Dra. Catherine Joce, coordinadora de proyectos de ciencia y tecnología, confirmó que “Europa depende completamente de las importaciones de muchas materias primas fundamentales para industrias como la electrónica, la aeroespacial y la dedicada a las energías limpias. La sustitución de un material por un recurso menos crítico o por una tecnología completamente nueva es una de las estrategias utilizadas para dar solución a este problema. La importancia de la investigación y el desarrollo europeos sitúa al continente en una posición privilegiada para descubrir y desarrollar soluciones de sustitución innovadoras. CRM_InnoNet formará una red interdisciplinaria que permita lograr progresos en el campo de la sustitución de materias primas fundamentales y desarrollar un plan de sustitución de tecnologías de importancia estratégica para la industria de la UE”.

El proyecto sondeará las iniciativas europeas en marcha para producir metodológicamente las aplicaciones “en peligro” y redactar un plan de sustitución de materias primas fundamentales. También se creará un polo de excelencia para la sustitución de materias primas fundamentales que proporcione una plataforma dinámica, abierta y proactiva para la comunidad de agentes interesados. Además, se creará una página web interactiva que de cobijo en el proyecto a la comunidad dedicada a la sustitución. Por otro lado, el equipo del proyecto colaborará con el polo de excelencia para redactar recomendaciones, nuevas ideas de iniciativas y acciones interesantes y remitirlas a los responsables políticos.

En el consorcio CRM_InnoNet participan agentes clave reconocidos y experimentados pertenecientes a la cadena de valor al completo dedicada a la sustitución de materias primas fundamentales en representación de organismos académicos, científicos e industriales de sectores relevantes. Éstos garantizarán una cobertura europea amplia y aportarán un gran potencial para implicar a otros agentes necesarios del Espacio Europeo de Investigación (EEI) al completo. La coordinación del proyecto recae sobre Chemistry Innovation Ltd.