Lesiones originadas en movimientos repetitivos

Mayo 2002 / Por Carlos Foschiatti Emilio Sola (Consultores en Ergonomía)

Las tareas con movimientos repetitivos pueden transformarse en un gran problema para una empresa y obviamente para los trabajadores afectados.

Se define el trabajo repetitivo como la realización continuada de ciclos de trabajo similares. Cada ciclo se parece al siguiente en tiempo, esfuerzos y movimientos aplicados.

El tiempo de cada ciclo, para considerarse repetitivo varía según distintos estudiosos del tema, pero orientativamente se podría hablar de ciclos que van de unos pocos segundos a 30 segundos de duración, en tareas, por ejemplo, de empaque, encintado, montaje, etc.

El trabajo de tecleado también es un trabajo repetitivo que está causando muchos trastornos teniendo en cuenta la masiva irrupción de la computadora en los lugares de trabajo y las modalidades de trabajo que trajo aparejado.

Está ya admitido que la repetitividad se asocia a determinados trastornos relacionados con el trabajo, como tendinitis, síndrome del túnel carpiano entre otras dolencias.

También esta claro que no todas las personas expuestas a una tarea repetitiva, sufrirán irremediablemente de alguna de las dolencias de las mencionadas, influyendo en ello factores que pueden ser genéticos, nutricionales, de modalidades de trabajo u otros que la ciencia en algún momento determinará.

Tampoco se puede definir aún un umbral de aceptabilidad de tareas repetitivas.

Pero esto es así en otros casos. No todos los fumadores contraerán cáncer de pulmón aunque ya este científicamente demostrado que el tabaco es un factor de riesgo.

Aún así, la ergonomía está en condiciones de mejorar las cosas, a través del diseño de puestos y de herramientas que favorezcas las buenas posturas de trabajo y disminuyan en consecuencia la fatiga muscular localizada que contribuye a la aparicion de lesiones.

Es importante prestar atención a la aparición de síntomas de dolor en manos y muñecas en personas que realizan trabajos repetitivos, ya sea para prevenir el agravamiento de una posible lesión o bien para identificar un posible problema ergonómico en el puesto de trabajo o las herramientas que se están utilizando.