Italianos Contaminados

18 febrero 2005 / BBC Mundo (Reino Unido)

El gobierno de Italia está preocupado por los crecientes niveles de contaminación que afectan a las principales ciudades del país.

Por ello, el ministro de Ambiente, Altero Matteoli, se reúne este viernes con el primer ministro Silvio Berlusconi, para pedirle más fondos para paliar la crisis.

Los italianos parecen acostumbrarse a vivir con altos niveles de “smog”.

Un ejemplo es Milán, una de las urbes más industrializadas de Italia, con 1.250.000 habitantes. Investigadores médicos estiman que unos 300 milaneses mueren cada año por afecciones relacionadas con la contaminación.

El corresponsal de la BBC Mark Duff informa que el problema es cada vez mayor, y no hay señales de una pronta solución.

Una combinación de factores ha conspirado para esto.

Sin automóviles

Durante el último mes no se han registrado lluvias o vientos suficientes como para “barrer” las partículas que contaminan el aire.

Los mismos italianos tampoco ayudan, sobre todo por su predilección por los automóviles con motor Diesel, eficiente pero más contaminante.

Durante semanas las grandes ciudades industriales del norte italiano han restringido la circulación vial para reducir los niveles de contaminación, pero sin éxito.

En consecuencia, ahora algunos activistas reclaman una prohibición total de automóviles en el centro de las urbes.

A su vez, las alcaldías aspiran a una importante inyección de efectivo para mejorar el transporte público.

También sugieren un aumento de la carga tributaria sobre los combustibles con el mismo fin.