Este miércoles, día clave para pacto de Kioto, la más importante oportunidad para salvar la Tierra.

12 febrero 2005 / El Tiempo (Colombia) / Por Kesmira Zarur y Enrique Patiño Orozco

Ese día entra en vigencia el Protocolo, un compromiso mundial para reducir las emisiones de gases y detener el calentamiento del planeta.

Mientras lee este texto, los glaciares de los Andes se deshielan gota a gota. En el transcurso de la frase que acaba de leer, los hielos de la Antártida se angostaron otro poco, como lo han hecho los últimos 13 años. En la tranquilidad de su hogar, es probable que no note que el nivel de los mares amenaza con crecer y los ecosistemas de los páramos sufren peligro, y con ellos los ríos y la distribución del agua misma.

Quizás aún nada de eso lo afecte. Pero pronto podría hacerlo. La alarma es tal, que en tres días el mundo dará un primer paso: pondrá en vigencia el Protocolo de Kioto, tal vez la más importante oportunidad para salvar el planeta.

Se trata de un acuerdo que obliga a los países a reducir sus emisiones de gases hasta llegar al mismo nivel que existía en 1990, y que deberá alcanzarse entre el 2008 y el 2012 (periodo de cumplimiento). Los países industrializados, que con solo el 20 por ciento de la población mundial emiten el 60 por ciento del dióxido de carbono, metano y otros gases letales, deberán bajar ese límite en un 5 por ciento adicional. Y todo porque existe el efecto invernadero, un fenómeno que ha vuelto más caliente la tierra por la acumulación de esos gases en las capas inferiores de la atmósfera.

Esa especie de manto que retiene el calor solar ha desordenado el clima de manera abrupta, y las consecuencias previstas van desde el incremento en el nivel del mar hasta la extinción de especies. Estados Unidos, el mayor contaminador del mundo, con el 25,2 por ciento de tales emisiones, aún se niega a comprometerse con el acuerdo.

Según el Protocolo de Kioto, además de las reducciones de emisiones, hay tres mecanismos flexibles complementarios que les ayudan a los países a cumplir con sus objetivos. Así, pues, ellos pueden intercambiar sus cuotas asignadas de emisión (comercio de emisiones), pueden implementar proyectos conjuntos o pueden presentar proyectos de reducción o captura de gases de efecto invernadero (GEI).

Esta última opción es la que se conoce como Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL), aplicable a los países en desarrollo, y en la cual Colombia ha trabajado arduamente al punto que se le considera pionero en América Latina. Los MDL, además de contribuir al desarrollo sostenible, generan inversiones en el país.

Colombia, a la vanguardia

Si bien es cierto que Colombia tiene uno de los más bajos índices de emisión de GEI (entre el 0,2 y el 0,3 por ciento de las emisiones mundiales), el cambio climático afecta al país de una forma considerable.

En primer lugar, si el nivel del mar sigue subiendo, los litorales Caribe y Pacífico quedarían inundados permanentemente, de acuerdo con la Primera comunicación nacional ante la Convención Marco de las Naciones Unidas, elaborada por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Si se duplican los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera, la mitad del territorio nacional tendría que ver cómo se secan sus recursos hídricos, mientras que se alteraría un 23 por ciento de la cobertura vegetal; los nevados se afectarían en un 92 por ciento y los páramos desaparecerían.

Eso sin contar con que enfermedades como dengue y malaria encontrarían el ambiente cálido, propicio para extenderse a ciudades o regiones donde no se conocen casos todavía.

Para contrarrestar dicho panorama, en el país hay una creciente ola de proyectos que han trascendido las fronteras en campos como el transporte, generación y distribución eficiente de energía, manejo de residuos sólidos, tratamiento de aguas residuales y actividades forestales.

Para que estos proyectos sean catalogados como MDL deben ser aprobados por la autoridad nacional (en el caso colombiano, el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial), que luego los promociona a la comunidad internacional; y deben, además, reducir o capturar emisiones de GEI de manera que se puedan medir en tiempo real y a largo plazo. En Colombia, además, existe un documento Conpes que apoya estos proyectos.

La medición de las emisiones estará en manos de una Junta Ejecutiva para los MDL (conformada por representantes de cada región), entre cuyas funciones está la de acreditar a los evaluadores internacionales que deben garantizar la calidad y eficiencia del proceso. Luego, la Junta emite un certificado de aprobación, conocido como CER.

Cronograma ambiental

  • 1957. Científicos en Hawaii descubren cambios en la temperatura que han generado efectos en el planeta (incremento constante de dióxido de carbono en la atmósfera).

  • 1990. Las primeras mediciones de dichos efectos determinan que el 70 por ciento de las emisiones dañinas provienen de países desarrollados y el otro 30 de los que están en vía de desarrollo.

  • Junio de 1992. Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, en Rio de Janeiro (Brasil), más conocida como Conferencia de Rio. Allí hubo consenso de tres temas en la agenda ambiental: diversidad biológica, desertificación de suelos y cambio climático.

  • 1992. El cambio climático se estudió en la ONU, en la llamada Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (Cmnucc). Se pretendía regular las actividades humanas que interfieren con el sistema climático.

  • 1994. Entró en vigor la Cmnucc.

  • 1997. Se acuerda el Protocolo de Kioto, bajo los puntos de cuánto reducir (promedio de 5,2 por ciento de las emisiones de 1990, tomado como año base), cómo reducirlo (disminuyendo emisiones domésticas, implementación conjunta y mecanismos de desarrollo limpio), quiénes (países Anexo I y países Anexo II) y cuándo lo reducen (periodo de cumplimiento, estipulado entre el 2008 y el 2012).

  • Marzo del 2001. Estados Unidos rechaza el documento.

  • 2002. Rio+10. Segunda conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, realizada en Johannesburgo (Suráfrica).

  • 2004. Rusia ratificó el Protocolo de Kioto. Quedó completó el 55 por ciento de los países del mundo (condición explícita para que este tuviera asidero). Desde ese momento, se cuentan 90 días para que entre en vigor.

  • 16 de febrero del 2005. Entra en vigor el Protocolo de Kioto y adquiere el carácter de obligatorio.

Fuentes: Martha Castillo, coordinadora del Grupo de Mitigación del Cambio Climático, del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. Manuel Rodríguez Becerra, ex ministro de Medio Ambiente. Fabio Arjona, director de Conservación Internacional. Ideam

KESMIRA ZARUR LATORRE/ENRIQUE PATIÑO OROZCO

Redactores de EL TIEMPO