España, el país europeo más afectado por el cambio climático

14 febrero 2005 / Energías Renovables (España) / Fuente Ministerio Medio Ambiente España

Los resultados de un informe de Medio Ambiente, en el que han participado 400 investigadores, indican que la incidencia del cambio climático en España es más improtante que en el resto de Europa y eso se traducirá en un mayor aumento del nivel del mar y de las temperaturas.

Este estudio, pionero en España, se ha llevado a cabo por la colaboración del Ministerio de Medio Ambiente y la Universidad de Castilla-La Mancha. Escrito por 50 autores, en él han colaborado unos 400 científicos procedentes de universidades y centros de investigación españoles.El informe será presentado públicamente el miércoles por la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, coincidiendo con la entrada en vigor del Protocolo de Kioto. Sus previsiones son que en España habrá un mayor aumento de las temperaturas medias que en el resto de la Unión Europea (UE), mayor disminución de los caudales de los ríos y mayor intensidad en fenómenos adversos, en particular la subida del nivel del mar.

Según la estadística registrada por el Instituto Nacional de Meteorología, la temperatura en España se ha incrementado en 1,5ºC en las tres últimas décadas. Por otro lado, mientras que la subida anual del nivel de mar en la década de los 60 no llegaba a los dos milímetros, en la actualidad está próxima a los cuatro.

De acuerdo con Narbona, este último aspecto”nos debería llevar a ser mucho más prudentes en las políticas urbanísticas en el litoral de lo que lo somos ahora mismo”. En materia de política de agua, “hay que seguir en el camino que ahora se está intentado fijar”, es decir, “no confiar en exceso en que los ríos son muy caudalosos y que por lo tanto se puede tener acceso a recursos ilimitados, porque ese agua está disminuyendo y cada vez habrá que hacer un uso mayor de la desalación del agua del mar”.

Los datos recogidos por los centros meteorológicos de España constatan una caída importante de las precipitaciones, sobre todo en el sur del país y en las cuencas del sudeste mediterráneo. Las previsiones realizadas por la Agencia Europea de Medio Ambiente para España tampoco son precisamente optimistas: indican que la temperatura a finales del siglo XXI podría aumentar en más de cuatro grados.

Acerca de la entrada en vigor del Protocolo, el próximo miércoles, la ministra aseguró que su contenido “puede parecer poco ambicioso”, pero “hay que ser muy realistas en un país donde no ha habido ninguna preocupación por parte de los sucesivos gobiernos en cuanto a reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero”.

El Protocolo de Kioto supone el compromiso de reducir, entre 2008 y 2012, las emisiones de gases invernadero en un 5,2% respecto a las de 1990.

Más información:
www.mma.es