Es de 5 a 10 veces más barato gestionar ahora los residuos de forma sostenible que remediar su impacto en el futuro.