EE.UU.: Fumar es una nueva causa de despido

24 mayo 2005 / Intermanagers (Argentina) 

Cada vez más empresas de Estados Unidos obligan a sus empleados a dejar el hábito del cigarrillo, tanto en la oficina como en la privacidad de sus hogares, y fumar en su tiempo libre puede significarles el despido inmediato.

La compañía médica Weyco, de Okemos, Michigan, comenzó este año a prohibir totalmente a sus trabajadores que fumen. Además, para verificar que no lo hagan en sus propias casas se deben someter a tests aleatorios y aceptar que sus maletines, carteras, mochilas u otras pertenencias sean examinados al ingresar en la sede de la empresa.

Quienes no cumplen con las nuevas reglas reciben sanciones que llegan hasta el despido, como ya le sucedió a varios que se resistieron a los cambios. 

«Nuestro principal objetivo es elevar el nivel de salud de nuestros empleados», señaló al diario USA Today Gary Climes, jefe financiero de Weyco, quien añadió que desde que se impusieron las restricciones, 20 empleados dejaron de fumar. 

A diferencia de otros estados, en Michigan no existen leyes que prohíban a los empleadores controlar el comportamiento de sus empleados fuera del lugar de trabajo, por lo cual hasta el momento no se han registrado demandas por discriminación. 

Sin embargo, según la American Civil Liberties Union (ACLU), la mayor organización norteamericana de defensa de los derechos civiles, los empleados pueden alegar que se está violando su privacidad. 

Para la vocera de ACLU, Wendy Wagenheim «el hecho de que una compañía esté controlando el comportamiento de sus empleados fuera de la oficina, sin que éste afecte su trabajo, realmente debería llevar a que la gente examine qué está pasando con la privacidad en este país».