Contaminación también propicia males cardiacos

Periódico Digital (México)

Cada vez es más peligroso respirar Según un estudio publicado por investigadores de la Universidad California de Los Ángeles (UCLA), las partículas más pequeñas emitidas por los vehículos son los componentes más dañinos de la contaminación, ya que aumentan la construcción de plaquetas en las arterias una vez que son respiradas, lo que significa que podrían incrementar las posibilidades de que una persona vulnerable sufra un ataque cardíaco.

Según el estudio publicado por este grupo de investigadores en la revista Circulation Research, estas partículas serían las más tóxicas de todas las que se emiten durante la combustión de los automóviles o camiones que circulan en las grandes ciudades.

“Parece que las partículas más pequeñas que contaminan el aire, que son las más abundantes en el ambiente urbano, son también las más tóxicas”, dijo Jesús Araujo, profesor de medicina y director de cardiología medioambiental de la escuela de Medicina de la UCLA.

Según Araujo, “este es el primer estudio que demuestra la habilidad de las partículas de tamaño nanométrico de causar la ateroesclerosis en un modelo animal”.

Durante el estudio, los científicos expusieron a ratones con alto colesterol en sangre a dos tamaños de partículas contaminantes obtenidas de la ciudad de Los Ángeles y sus alrededores, y las compararon con ratones que recibieron aire filtrado que contenía un pocas partículas.

El estudio arrojó que los ratones expuestos a las partículas ultrafinas (de menos de 0.18 micrómetros) tuvieron un 55 por ciento de desarrollo de la plaqueta de la ateroesclerótica más que aquellos animales que respiraron aire filtrado.

Según los investigadores, nuevas tecnologías debería desarrollarse para filtrar estas partículas, ya que los filtros actuales no alcanzan a capturarlas antes de ser emitidas.