Cisco quiere convertirse en el “albañil” de las “ciudades inteligentes” en América latina

iProfesional (Argentina) / Por César Dergarabedian, enviado especial a Cancún, México

Las multinacionales de las tecnologías de la información y la comunicación apuntan hacia la región para ofrecerse como los constructores de estas “smart cities”, con aplicaciones para mejorar los servicios municipales existentes y generar nuevas prestaciones

Dentro de unos años, usted caminará por las calles de su ciudad y las luces se encenderán ante su paso. Los semáforos detectarán si la persona que quiere cruzar una avenida tiene capacidades especiales y se adecuarán hasta que el individuo termine de transitar por la senda peatonal.

Estos son algunos ejemplos del concepto de "ciudades inteligentes", que busca mejorar los índices de inseguridad, de convivencia, de percepción de bienestar, de consumo de recursos naturales y de ahorro en los centros urbanos.

Las multinacionales de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) apuntan hacia América latina para ofrecerse como los “albañiles” constructores de estas “ciudades inteligentes”, una frase que define la aplicación de herramientas informáticas y de telecomunicaciones para mejorar los servicios municipales existentes y generar nuevas prestaciones.

Algunas otras de estas innovaciones son playas de estacionamientos con sensores que permiten a los conductores reservar un lugar cuando entran en una ciudad, o indicadores pluviométricos que advierten la posibilidad de inundaciones.

IBM es el jugador del mercado tecnológico más activo en el ensamble de estas urbes “inteligentes” en América latina, aunque Cisco, el principal fabricante mundial de equipos de redes telemáticas, también quiere morder parte de este gigantesco pastel.

Según cálculos de IBM, el negocio de las tecnologías vinculadas a estos centros urbanos informatizados, se acercará en los próximos tres años a los 10 mil millones de dólares en todo el mundo.

La estrategia de Cisco hacia el mercado regional sobre esta categoría de desarrollos, también conocida como “Smart Cities”, fue presentada ante la prensa especializada en el marco del Cisco Live, una reunión en el balneario mexicano de Cancún que congregó a más de 3.000 personas.

Según explicó el máximo responsable de la empresa para América latina, Jordi Botifoll, la región es clave para la compañía porque es el espacio de crecimiento más rápido de Internet y de tráfico de datos móviles en el mundo.

El ejecutivo de origen español, que asumió su cargo hace dos meses y medio, explicó que a través de una red inteligente la empresa puede construir ciudades con una mejor movilidad, mayor productividad e, incluso, un ámbito más limpio y valioso.

Con una visión más amplia del negocio tecnológico, Botifoll aseguró que el rol de este proveedor es contribuir a la transformación de la región en áreas que generen un entorno competitivo que contribuya a mejorar su economía.

“Queremos crear un concepto de ciudad segura, tener millones de dispositivos inteligentes que permitan la integración de servicios que faciliten innovar y apoyar segmentos de educación o salud, y que se traduzca en un ambiente más competitivo para cada país”, detalló.

“América latina es un mercado en transición. Además, la región es potencial en materia de crecimiento global, pues se estima que para el 2013 el PBI crecerá 4,2%, cifra superior al 3,6% proyectado para el cierre del 2012”, describió.

En este contexto de rápido crecimiento, explicó que su misión es “evangelizar” cada país de la zona con el mensaje de la importancia de construir una red como plataforma que lleve servicios básicos (agua, transporte, seguridad, educación) con una red informática.

La región tiene un cierto retraso en materia de ciudades inteligentes comparada con otras naciones, como las europeas, pues necesita mejorar inversiones en desarrollo tecnológico. Aunque hay avances que ya se implementan en el segmento de salud y educación principalmente”, resaltó.

“Lo que es cierto es que ya hay progresos, y nosotros tenemos experiencia en ellos. Por lo tanto, queremos compartirlos para que una ciudad inteligente en la región no sea una posibilidad lejana”, agregó.

Algunos proyectos de “smart cities” empiezan con proyectos puntuales, como la instalación de cámaras de seguridad en puntos estratégicos del área urbana, como ocurre en decenas de ciudades argentinas, o con sensores de iluminación en las calles para evitar el derroche de energía eléctrica.

Entre los principales avances, existen dispositivos que permiten encender las lámparas de las calles al paso de los peatones. “Actualmente hay calles donde no pasa nadie y la luz se desperdicia. Mediante dispositivos que ya tenemos desarrollados se puede lograr un ahorro del 35 por ciento”, dijo el ejecutivo.

Botifoll advirtió que hay un largo trecho a desandar para que la mayoría de ciudades puedan transformarse en “smart cities”.

Consultado por iProfesional.com sobre los requisitos necesarios para que se pueda generar una “ciudad inteligente”, el ejecutivo los enumeró de la siguiente manera:

  • El primero, es contar con un modelo político claro y que tenga voluntad de hacer las cosas.
  • El segundo, una condición geográfica que permita el desarrollo de las tecnologías.
  • El tercero, un interés del sector privado de participar en este tipo de iniciativas.

Sin embargo, admitió que otro factor es el cultural: “La capacidad de las personas para hacer uso de la tecnología es clave para adoptar rápidamente los dispositivos de las ciudades inteligentes”.

¿Quiénes son los socios “constructores” de Cisco? Ante esta pregunta de iProfesional.com, Botifoll enumeró a los operadores de telecomunicaciones, las empresas de energía, los fabricantes de dispositivos y de aplicaciones de software.

Aquí, parte de la conferencia de Botifoll: video

Apuesta

La movida de Cisco, al igual que la de otros jugadores, apunta a la aplicación masiva de herramientas tecnológicas en los sistemas de seguridad, salud, gestión ciudadana, transporte,energía y administración de agua, entre otros.

El caso de la ciudad brasileña de Río de Janeiro, sede de los Juegos Olímpicos 2016, es un buen ejemplo. Su base radica en la información de todos los departamentos y agencias que integran esta localidad.

Al aplicar conocimientos analíticos a las operaciones municipales, desde un punto central de comando, los centros urbanos estarán mejor preparados para anticipar problemas, responder a situaciones de crisis y administrar los recursos.

¿Cuáles son los beneficios para los habitantes? Una forma más rápida de llegar al trabajo, contar con electricidad y agua potable confiables, mayor seguridad en las calles, y sistemas de salud integrados con atención personalizada, entre otros.

El proyecto, encargado por la municipalidad de la famosa capital carioca, integra y conecta la información de 30 organismos públicos.

Esta convergencia y coordinación de datos vitales de la vida de la ciudad permite observar, monitorear y analizar en tiempo real la seguridad pública y permite responder a diversos tipos de incidentes como inundaciones.

Así, durante las 24 horas y los 7 días de la semana se administra cualquier situación de anormalidad en la operación de la ciudad.

¿Qué organismos públicos integran el centro de operaciones de Río? Las entidades que lo conforman son los siguientes:

  • Administración del tránsito.
  • Sistemas de transporte público.
  • Abastecimiento de energía y agua.
  • Fuerzas de seguridad.

Una plataforma virtual de operaciones funciona como una "cámara de compensación" en línea e integra la información que llega por teléfono, radio, e-mail y mensajes cortos de texto.

Cuando los empleados municipales cariocas ingresan a la red informática municipal, pueden ingresar datos desde el lugar del accidente o comprobar cuántas ambulancias se despacharon.

También se pueden analizar registros históricos para determinar, entre otras cosas, dónde tienden a ocurrir los accidentes automovilísticos.

Pero la información no se queda encerrada en el centro de operaciones: se comparte con la población por medio de la telefonía móvil y de redes sociales, como Facebook y Twitter, donde se ofrecen actualizaciones frecuentes sobre las condiciones del tiempo y tránsito, así como también opciones de transporte por la ciudad en días de grandes eventos, como shows, partidos de fútbol y los famosos carnavales.

El centro de operaciones puede poner a trabajar todos los sistemas municipales para responder a cualquier evento. Por ejemplo, si se detecta un derrumbe, incendio o inundación, se informará al departamento de bomberos y defensa civil.

En el mismo momento, se pedirá a las compañías de gas y electricidad que corten los servicios de la zona. Se cerrará de forma temporaria el subterráneo, cortarán la calle, despacharán ambulancias, avisarán a los hospitales. Además, enviarán equipos pesados, si es necesario, para retirar escombros; o dispondrán que Defensa Civil evacue los edificios cercanos y aseguren el área del accidente.

Mientras tanto, desde la cuenta de Twitter del centro de operaciones, se avisará sobre los cortes de calles y rutas alternativas. Todas estas acciones permiten reducir el tiempo de respuesta y despejar la zona afectada.