Avanzan las pruebas con combustible de soja en aviones argentinos

Clarín (Argentina)

Esta semana se concretó un segundo vuelo con un avión turbo hélice Pucará de la Fuerza Aérea, en la base de Córdoba. «Prácticamente no hay diferencias entre el combustible convencional y el biojet», dijo a Clarín.com el piloto Sergio Brollo. Ahora vendrían exámenes más exigentes, para determinar cómo responde este carburante ante diferentes altitudes y velocidades.

Esta semana se realizó en Córdoba un segundo vuelo experimental con combustible a base de aceites vegetales, en este caso de soja, y los buenos resultados generaron euforia en los especialistas, que le auguran un futuro auspicioso.

El biojet se utilizó para propulsar una avión turbo hélice Pucará IA 58 de la Fuerza Aérea Argentina, que partió de la pista de la Escuela de Aviación Militar de la provincia mediterránea. En uno de los motores se utilizó el carburante tradicional y en el otro el producido a base de vegetales.

Tras pilotearlo durante 20 minutos, el primer teniente Sergio Gabriel Brollo aseguró a Clarín.com que «prácticamente no hay diferencias entre el combustible convencional y el biojet». «Es muy interesante observar el comportamiento de ambos motores», aclaró.

Explicó que el primer paso era determinar si había inconvenientes en el encendido. «Como no hubo ningún problema, fuimos al segundo paso que es el despegue propiamente dicho», señaló. Después vino el vuelo y la satisfacción de un examen exitosa.

«Estos son los pasos de una gran serie de pruebas, por lo que veremos más adelante cómo es el rendimiento del consumo. Esto recién empieza y como el consumo es parejo, significa un paso al frente«, explicó Brollo.

Para el piloto, ahora vienen «otros tipos de vuelos, con más exigencias como altitudes y velocidades«. Así se buscará comprobar la respuesta que tienen los aviones con este tipo de combustible. Las pruebas se realizarían en turbohélices y aviones a reacción.

Esta iniciativa tecnológica cuenta con financiamiento de la Secretaría de Ciencia Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. También involucra centros tecnológicos universitarios y dependientes de la Fuerza Aérea Argentina.

Con este programa piloto, Argentina se encuentra en el segundo lugar del mundo en operar aviones con turbinas utilizando biojet. La gestión está orientada a un futuro operativo en aviones de la Fuerza Aérea para que no se dependa de los carburantes de origen fósil, según adelantó el brigadier mayor Héctor Mario Pergolini, rector del Instituto Universitario Aeronáutico, uno de los centros de alta tecnología que integra el grupo de ensayo del proyecto.