Alertan del peligro ambiental que suponen los volcanes submarinos que expulsan lodo y metano

26 abril 2005 / El Mundo (España) / Fuente EFE

Producto relacionado con el efecto invernadero

VIENA.- Los científicos que asisten a la Asamblea General de la Unión Europea de Geociencia en Viena han advertido del peligro medioambiental que suponen los volcanes submarinos que expulsan lodo y metano. La especialista en microbiología acuática del Instituto Max Planck de Bremen (Alemania), Antje Boetius, explicó en la reunión que existen volcanes en el lecho marino que emiten de forma continuada metano, un producto relacionado con el efecto invernadero causante del calentamiento global de la Tierra.

Boetius especificó que aún son necesarias más investigaciones para determinar qué cantidad de ese metano llega a la atmósfera terrestre y qué cantidad entra en el ciclo vital a través del fitoplancton.

Los volcanes submarinos cuentan con un ecosistema propio formado por microorganismos arcaicos y poco conocidos, y cuando entran en erupción no expulsan lava y fuego, sino grandes cantidades de lodo y gas, explicó la científica.

Los expertos sostienen que este gas está en su mayor parte compuesto por metano que procedería de las entrañas de la tierra y que se dispersaría durante la erupción junto con ingentes cantidades de agua caliente cargadas de productos químicos.

Estas fuentes geotermales submarinas, que cuando salen a la superficie tienen el aspecto de un enorme géiser, han ganado interés como posible origen de la vida en el planeta debido a sus reacciones químicas a altas temperaturas.

Además en su alrededor albergan un ejército de bacterias capaces de alimentarse del metano, que a la vez sirven de carnaza a otros invertebrados, aseguran.

Sin embargo, estos organismos sólo utilizan una minúscula parte de ese gas, por lo que se investigan nuevos instrumentos de medición que puedan ayudar a aclarar cuánto llega a la atmósfera, lo que puede ser un problema añadido a la delicada salud del planeta.

El resto del metano permanece en el agua y parte de él se convierte en dióxido de carbono, que en parte se disuelve gracias al fitoplancton, formado por microorganismos dotados de capacidad de fotosíntesis, explicaron.

La búsqueda de volcanes bajo el mar es una empresa difícil, aunque se conoce que normalmente existen en lugares dónde también se encuentran recursos petrolíferos.

También se sabe que la ira submarina de ‘Vulcano’ puede provocar grandes catástrofes, como maremotos y tsunamis, como los ocurridos tras la explosión en Indonesia del ‘Krakatoa’.

La isla volcánica de Krakatoa, entre Java y Sumatra, se vio afectada por una erupción el 27 de agosto de 1883, que provocó la muerte de unas 36.000 personas, tanto por la lava y los movimientos de tierra como por el tsunami (ola gigante) que causó.